martes, 19 de abril de 2016

Umbralejo y Valverde de los arroyos

Si hay dos sitios que no debes dejar de visitar, en la sierra norte de Guadalajara, dentro de los conocidos como pueblos negros, son precisamente estos dos. De camino a nuestros destinos principales haremos alguna parada en otros lugares de interés.

Cogolludo

Comenzaremos nuestro recorrido por el pueblo de Umbralejo. Para llegar hasta él y suponiendo que partamos de Madrid, hay que tomar la A-2 hasta Guadalajara capital. Desde el núcleo urbano, al lado de la estación de renfe, tomaremos la C-101 hasta Fuencemillán. Al llegar a una rotonda hay que tomar la CM-1001 hasta Cogolludo, donde haremos una primera parada para contemplar la excepcional fachada del Palacio Ducal y la amplia plaza con  soportales que lo rodea. Otros elementos a destacar del Palacio son, en el interior, un patio plateresco y una chimenea gótico-mudéjar. Por desgracia, el alto nº de vehículos aparcados en la misma, ensombrece todo el conjunto. 



 la Nava de Jadraque

Proseguiremos viaje por la CM-1001 hasta confluir en una rotonda con la CM-1006, que procederemos a tomar hasta el cruce con la localidad de la Nava de Jadraque, donde nos desviaremos para visitar un excepcional ejemplar de árbol, que se encuentra a unos 70 metros de la iglesia, junto al arrollo de la dehesa. Se trata de un rebollo con un tronco de unos 5 metros de perímetro y una altura de 19 metros, con una antigüedad estimada de 300/400 años. Este ejemplar está incluido dentro de la lista de árboles monumentales de Castilla-La Mancha.

Ejemplar monumental de rebollo en la localidad de La Nava

Ejemplar monumental de rebollo en la localidad de La Nava


Umbralejo

Retomaremos otra vez la CM-1006, en dirección norte. Tras coronar una pequeña cuesta, se abre ante nosotros el paisaje espectacular de la sierra de Guadalajara, con el majestuoso pico Ocejón siempre presente en el horizonte. La carretera ahora serpentea sin parar, tras varios km., al enfilar una pequeña recta veremos un desvío a la izquierda que nos conduce hasta Umbralejo. Tras tomarlo, a menos de 1 km. a la derecha se encuentra el aparcamiento de vehículos. Desde ahí a pie, a unos 250 metros, tenemos la entrada del pueblo. Yo te recomendaría que esta visita no te la perdieras, desde luego es mi debilidad. Eso sí, si tienes pensado llegar hasta aquí has de tener en cuenta antes, que Umbralejo tiene horario de visita: de abril a septiembre, lunes a viernes 12-14 y 18-20 horas; sábados, domingos y festivos de 12-20 horas. De Octubre a marzo, lunes a viernes de 12-14 y 16-18 horas horas, sábados, domingos y festivos de 12-18 horas.


Umbralejo

Umbralejo

Umbralejo




Umbralejo

En la década de los 60, como otros pueblos de España sufre una fuerte emigración y queda abandonado. En 1984 el pueblo entra a formar parte del programa de recuperación y utilización educativa de pueblos abandonados. Desde entonces y hasta ahora, tras sucesivas campañas de restauración, el aspecto que presenta es formidable. Parece un pueblo de cuento de hadas, con rincones de ensueño a cada paso. Desde luego no negaré que las sucesivas restauraciones hayan podido alterar la arquitectura original de la población, pero la esencia la han mantenido y el resultado es fabuloso. Sólo hay un edificio sin restaurar, el de la iglesia, según me dicen por no haber llegado a acuerdos con el obispado. Una pena esto último, puesto que es el único borrón de todo el conjunto.


Valverde de los Arroyos

Ahora tomaremos de nuevo nuestro vehículo y proseguiremos nuestro recorrido por la carretera que nos dio acceso acceso a Umbralejo. La carretera, muy revirada, desciende hasta cruzar en la parte más baja, el río Sorbe. A partir de ahí asciende hasta llegar a nuestro siguiente destino, Valverde de los Arroyos. Se trata de un conjunto urbano de postal, que ha adquirido mucha fama en las dos últimas décadas, de hecho se encuentra incluido en varias listas, entre los pueblos más bonitos de España. No querría yo desmerecer tal estatus, pero la masificación que este pueblo sufre los fines de semana y puentes, estropea su encanto.  Todavía recuerdo cuando visité este pueblo por primera vez, nada más tenía una pequeña taberna en el centro de la plaza, enfrente de la fuente. Ese pequeño local constituía todo el dispensario gastronómico y de ocio del pueblo. Estaba regentado por "El cojo", un hombre maduro, afable, con quien la conversación no se enfriaba nunca. Debido a sus limitaciones físicas, te guiaba desde su silla, para que tu mismo te sirvieras dentro de la barra, sin necesidad de moverse él. Hoy en día en este pueblo podrás encontrar restaurantes, alojamientos rurales y hoteles, ahí es nada el cambio. El conjunto urbano siempre está en continúa restauración, sin desbordar significativamente éste los límites de la población. Sus numerosos rincones y las rosaledas adheridas a las fachadas dejarán en tu retina una bonita huella.


Valverde de los Arroyos

Pico Ocejón

Valverde de los Arroyos también es punto de partida de numerosos senderistas. Partiendo de las eras del pueblo podrás encontrar dos rutas principales Los más preparados buscan coronar el pico Ocejón, lo que implica superar un desnivel de 800 metros. Se trata de una caminata de alrededor de 3 horas, para hacer cumbre y un poco menos para el descenso, que puede resultar no apta, para personas no iniciadas y preparadas.




La ruta más turística es la que accede hasta las chorreras de despeñalagua, prácticamente llana y de una hora de duración (ida y vuelta). La primera vez que accedí a este paraje, hace ya varios lustros, recuerdo que la senda estaba poco definida en algunos puntos y muy cerrada por la vegetación. En el momento actual, la senda está como si todos los días pasasen 50 paquidermos, literalmente apisonada. A medida que nos vamos acercando, vamos siendo más conscientes del excepcional salto de agua, de que se trata. El camino acaba en una pradera presidida por un gran nogal, al pie de las cascadas. Las chorreras son un salto escalonado de cerca de 100 m. que cuando está en su máximo esplendor te ofrecerá dos cascadas, paralelas. Impresiona el sonido que provoca el agua y el ambiente húmedo que envuelve el espacio. El volumen de agua de la cascada fluctúa mucho, según las estaciones. El mejor momento para visitarla es durante el deshielo primaveral. Si tienes suerte y estás sólo, en fin de semana imposible, disfrútalo, este sitio es de los que se recuerdan.


Chorreras de despeñalagua

Chorreras de despeñalagua




Vista general de las chorreras de despeñalagua desde la senda que sube al Ocejón

chorreras de despeñalagua
Por último, no querría olvidarme de la Fiesta de la octava del Corpus, que se celebra en la localidad el domingo siguiente a la octava del Corpus. Una fiesta de 400 años de tradición, declarada de interés turístico regional y donde los protagonistas van trasmitiendo el testigo de unas generaciones a otras. La fiesta se inicia al mediodía con la Misa Mayor, en ella, aparecen ocho danzantes que portan una vestimenta muy peculiar consistente en camisa y pantalón blanco, cuyos bordes se adornan con puntillas y bordados y tocados con una especie de mitra, recubierta de adornos florales y espejos. Les acompaña el botarga ataviado con un traje de pana, de colores chillones, muy llamativo y el gaitero/tambolinero con traje de fiesta. Tras la misa, se inicia una procesión, con parada en la plaza del pueblo, para mostrar la custodia. Desde ahí se asciende a las eras del pueblo, para realizar la famosa danza con el Ocejón de telón de fondo, el cura bajo Palio y la custodia presidiendo. He de decir que la primera vez que contemplé esta danza, me emocionó la concentración y el esfuerzo que los danzantes y el propio gaitero, septuagenarios en muchos casos, ponían en su desempeño. Por último los Danzantes bajarán de nuevo a la plaza para ejecutar las vistosas danzas de cintas, que se bailan en torno a un poste al que permanecen sujetas, está parte es menos exclusiva, puesto que es común con numerosos pueblos de España. Las cintas se combinan también con el paloteo, siendo todas ellas de gran vistosidad y colorido.


Manuel Andrés

Para saber más:
Cogolludo:Plaza y Palacio, por Herrera Casado

                                               P.D: Disfruta, respeta, no perturbes el entorno y llévate tu basura.

miércoles, 13 de abril de 2016

Embalse de Entrepeñas, ermita de la Virgen del Madroñal, mirador de Alocén y pueblo de El Olivar

Empezaremos este recorrido por el embalse de Entrepeñas. El acceso al mismo se realiza por la N-320. Si el acceso se realiza viniendo desde Guadalajara, realizaremos la primera parada justo cuando empecemos a ver las primeras edificaciones a nuestra izquierda (poblado de la presa), ya aproximándonos a la presa y a lo lejos veamos un túnel. Ahí nos detendremos a la derecha para subir al mirador que encontraremos dentro de una caseta a unos 50 metros de distancia. 




La senda que nos conduce al mirador no está en buen estado, por lo que sería conveniente utilizar un calzado adecuado. La verdad es que siento un poco de tristeza al contemplar el estado de abandono en el que se encuentra este paraje, que yo pude disfrutar en mi infancia, cuando veraneaba en el poblado de la presa y todo el paraje estaba atendido. Desde el mirador podrás contemplar la presa y el embalse mismo. También podrás disfrutar del valle por el que transcurre el río Tajo, en el que disfruté antaño de innumerables meriendas siempre presididas y ambientadas por mi tío Tomas, que era el que siempre nos inundaba a todos con su entusiasmo y ilusión. Enfrente del mirador a la izquierda nos encontramos con otro mirador en forma de Castillo y por encima del mismo farallones de piedra caliza. Si tienes la oportunidad de estar sólo un buen rato en el mirador seguro que lo disfrutarás.


Vistas del valle del tajo desde el primer mirador
Ahora retomaremos nuestra ruta cruzando el primer túnel y la presa, deteniéndonos nuevamente nada más cruzar la presa a la derecha, antes de cruzar el segundo túnel. Justo al lado tenemos el amplio mirador del castillo, seguro que te impresionará su caída vertical, no apto para personas con vértigo. La verdad es que siempre he tenido curiosidad sobre el uso al que se destino este edificio. Hay quién me ha dicho que se construyó para que Franco realizara desde el mismo la inauguración del embalse. Lo único que puedo constatar sobre el mismo es que tuvo un uso comercial en el pasado y que los "vándalos del spray" lo han tomado como lienzo en el presente.

Retomaremos la marcha cruzando el segundo y el tercer túnel. Nada mas cruzar tenemos que coger el desvío que nos saca de la N-320 actual en dirección a Sacedón. Al llegar a una rotonda, tomaremos la primera salida que nos lleva por el trazado antiguo, en dirección nuevamente a la presa de Entrepeñas. Tras un par de repechos llegamos a una curva pronunciada a la izquierda. En este último punto, si es posible, para, hay espacio para aparcar el coche y tomar referencias del embalse y el entorno. desde este punto quiero proponer dos pequeñas rutas a pie.


Sagrado Corazón de Jesús
La primera de ellas es la que asciende al cerro del Sagrado Corazón de Jesús. Para llegar hasta él hay que descender unos metros por la carretera en dirección a Sacedón y tomar el primer camino que sale a la derecha, el cual, se inicia con fuerte pendiente. El acceso también es posible mediante vehículos a motor. A unos 800 metros sale una bifurcación por la izquierda que debemos descartar y seguir por el ramal de frente hasta llegar a la base del monumento. Desde este punto podrás disfrutar de excepcionales vistas de todo el entorno, en especial las del embalse de Entrepeñas. También podrás contemplar a la espalda derecha del monumento una de las colas del otro embalse del lugar, el de Buendía. El monumento del  Sagrado Corazón fue un obsequio de la Confederación Hidrográfica del Tajo, como conmemoración, al terminar los embalses de Entrepeñas y Buendía (conocidos como los mares de Castilla) y se erigió, en 1956. Consta de alto graderío, arcadas de piedra y, sobre ellas, un pedestal que sirve de peana a una estatua de Cristo de cinco metros y medio; la altura total del monumento es de 23 metros. Me produce una profunda tristeza que un lugar tan emblemático y que antaño, en mi infancia conocí tan cuidado, lleve tantos años en el más absoluto de los abandonos y que ninguna administración se ocupe de ello.

Vista del embalse de Entrepeñas desde el cerro del Sagrado Corazón de Jesús

La segunda es la que recorre el cerro desde el aparcamiento hasta el paraje conocido como "boca del infierno". Es una ruta a pie por una senda irregular y poco definida, que parte de la misma curva del aparcamiento en dirección Norte. Iniciamos la senda dejando el deposito de agua a nuestra izquierda y a unos 500 metros llegaremos al borde del cerro, desde el que podemos contemplar las excepcionales vistas del ramal del embalse que se abre hacia Sacedón y que es conocido como "boca del infierno". Como curiosidad si afinas la vista (mejor con prismáticos) y el embalse no está muy alto podrás ver enfrente abajo , a la derecha,  los sacos terreros petrificados de una unidad antiaérea de la guerra civil, formando un semicírculo.

Boca del infierno

De vuelta a nuestro vehículo ahora retornaremos nuevamente la carretera en dirección a la presa hasta cruzarla y nada mas pasar el último túnel, a la izquierda verás un desvío (GU-999) que nos conduce a la localidad de Alocén. Es una carretera con muchas curvas, pero con poco tráfico y bien pavimentada. Si estás atento como a unos 3 km. a la izquierda podrás ver en lo alto nuestro siguiente destino, la ermita de la Virgen del Madroñal. Podemos optar por aparcar en algún recodo de la carretera y subir caminando por la montaña hasta la misma. Para acceder en vehículo tendremos que seguir por la carretera hasta la primera bifurcación a la izquierda en dirección a la localidad de Auñon y tomarla. Después del desvío, como a 1 km. tomaremos el siguiente desvío, también a mano izquierda, que ya nos conducirá hasta la ermita.

Ermita de la Virgen del Madroñal
Para disfrutar de verdad de este sitio, como de cualquier otro sugerente, si es posible acudir fuera de fechas y días señalados, mucho mejor. El alborozo de familias poco respetuosas que se apropian de espacios como este, no son los mejores compañeros de viaje. El lugar esta compuesto por ermita y casa del santero, definiendo ambas un patio adoquinado, en una esquina del cual hay una fuente con pilón. Todo el conjunto está restaurado y resulta muy acogedor, además hay mesas de merendero en el entorno complementándolo. Las vistas del embalse con la ermita en primer plano también resultan sugerentes, como puedes atestiguar en la foto.


Mirador de Alocén


Mirador de Alocén
Desde la ermita desandaremos el camino hasta reencontrarnos con la carretera que nos conducía hasta Alocén. En lugar de adentrarnos a visitarlo, subiremos por la carretera hasta la parte más alta de pueblo, donde nada más coronar, al lado de una apisonadora de obras públicas antigua, verás el mirador de Alocén, uno de los más espectaculares de la provincia. desde él podrás contemplar la inmensidad de extensión que ocupa el embalse, el viaducto que lo cruza en su punto más estrecho, las "tetas" de Viana, las torres de refrigeración de la nuclear de Trillo, etc.


El Olivar - Construcción popular

Por último continuaremos por la carretera que nos dio acceso al mirador, hasta el siguiente pueblo, "el Olivar". El interés en este pueblo estriba en las numerosas construcciones de piedra caliza y singular arquitectura que se han ido edificando en las últimas décadas, además de en sus bonitas vistas al embalse. Mi recomendación es que te pierdas por el pueblo y te deleites con sus construcciones, sus rincones, su decoración, etc., seguro que no te defraudará.





El Olivar - Construcción popular

El Olivar - Plaza Mayor e Iglesia
Manuel Andrés

Para saber más:
Sacedón - historia 
Sacedón - historia y monumentos más importantes
Ermita de la Virgen del Madroñal



                                                        P.D: Disfruta, respeta, no perturbes el entorno y llévate tu basura.


martes, 12 de abril de 2016

Embalse de Bolarque y sierra de Altomira


Comenzaré este recorrido en la presa de Bolarque, a la que podremos acceder desde la CM-2009 tomando el desvío que sale justo enfrente de la localidad de Sayatón. Nada más tomar el desvío, como curiosidad podrás ver, hacia la derecha, a lo lejos unas casillas que fueron la antigua estación de tren del pueblo de Sayatón correspondientes a la línea que iba desde "el retiro" de Madrid hasta Alocén en Guadalajara y que se fue cerrando por tramos en el siglo pasado. La otra vía de acceso es desde la CM-200 siguiendo las indicaciones a la presa una vez que llegamos al núcleo urbano de Almonacid de Zorita. Este último pueblo no es objeto de mi recorrido, pero puesto que alberga edificaciones históricas y bien merece una visita, proporciono un enlace al final para conocer más y saber que sitios visitar.




Este lugar no te decepcionará en ninguna estación del año. Lo primero en lo que uno recaba al aproximarse al lugar es el poblado que hay junto a la presa, lo cuidado del lugar, con algunas construcciones ya casi centenarias y otras más recientes, pero creo que todos los que lo visitamos pensamos lo mismo, que sitio más bonito para descansar y tener una segunda residencia.

Vista general del embalse de Bolarque

Vista general del embalse de Bolarque

Casa del poblado de la presa
Iglesia del poblado de la presa



También llama enseguida la atención el color del agua que fluye del embalse, verde esmeralda, preciosa, sobre todo si el sol incide sobre la misma. LLamativo es también el color de las piedras con las que se construyó el embalse, de fuerte color rojizo. En lo negativo, deteriorando el paisaje, enseguida reparamos en las dos tuberías, de enorme sección que constituyen el inicio del trasvase tajo segura y la gigantesca construcción, a modo de rascacielos, que corona la montaña donde entroncan las tuberías. Esta última tiene por finalidad controlar el conocido como "golpe de ariete" cuando se cierran o abren caudales.


La corona de la presa y el embalse mismo son visitables y aptos para el baño (esto último sólo a cierta distancia de la presa y con un acceso dificultoso). Desde el aparcamiento podemos subir por el lado derecho en dirección hacia la presa y descender por el izquierdo o viceversa. Desde la misma presa verás dos ramales del embalse, el de la izquierda es el aportado por las aguas del Tajo y el de la derecha por las del Guadiela, si bien ambas aguas están fundidas formando el embalse. También es muy probable que veas navegar muchas embarcaciones a motor, ya que en el ramal derecho se encuentra el embarcadero del club Náutico de Bolarque, que siempre tiene amarradas numerosas embarcaciones. Para poder tener una embarcación amarrada en él hay que ser vecino de la urbanización "Nueva Sierra de Madrid", no obstante existe una embarcación de recreo que realiza paseos por el embalse para el público en general que así lo desee.



Embalse de Bolarque y embarcadero del club Náutico

Embalse de Bolarque y embarcadero del club Náutico

Al lado del aparcamiento hay un museo con instrumental y maquinaria, ligada a la explotación industrial del salto de Bolarque, propiedad de Unión Fenosa, que creo sólo abre sus puertas para grupos organizados. En la misma pared principal de este museo hay unas marcas que indican el nivel que alcanzó el agua en alguna de las sucesivas riadas que sobrevinieron en el lugar en momentos pasados.


Ahora retrocederemos hasta el pueblo de Albalate de Zorita, utilizando para ello la carretera que une directamente el poblado de la presa con el pueblo. Desde éste sale una carretera que asciende hasta la sierra de Altomira. Una vez arriba te encontrarás a tu izquierda una ermita desde la que podrás contemplar todo el valle del tajo y varias poblaciones a lo lejos. Después la carretera gira a la izquierda y siguiendo las indicaciones correspondientes podrás acceder, en primer lugar, tomando el primer desvío a la derecha hasta un merendero muy acogedor el conocido como refugio y fuente de San Antón, con varias mesas, fuente y un lavadero/abrevadero insertado a ras de suelo. Para llegar hasta él tienes que tomar el primer desvío a la derecha de las indicaciones que encontrarás. 


Merendero en la sierra de Altomira

El segundo desvío a la derecha etiquetado como: Costa de Altomira/Lago de Bolarque, te conduce hasta el embarcadero del club Náutico de Bolarque, al cual deberás acceder con precaución debido a la fuerte pendiente y a la estrechez de la vía. A medida que desciendas podrás contemplar diferentes vistas del embalse de Bolarque y del embarcadero, todas ellas muy sugerentes y atractivas, de postal. Para muestra mira la siguiente imagen, en la que por desgracia, la moda de los selfies temerarios le hizo perder la vida a una joven recientemente:


Embalse de Bolarque

o esta otra de la página de "senderosesotericos":

Puesto que yo también soy piraguista. Te sugiero que si dispones de una embarcación de remo o puedes alquilar una te recorras los lugares aquí marcados, en especial el ramal de la Ermita de los Desamparados y el Castillo de Anguix. La contemplación de estos dos últimos lugares desde el agua y el entorno mismo que se avista es inigualable. El castillo de Anguix antes podía ser accedido desde tierra, pero ya hace años que se valló todo el entorno (como otros tantos lugares vallados por latifundistas sin ningún miramiento) y no es posible el acceso. Por eso el acercamiento por vía marítima es la única posibilidad de acceder a su contemplación. 


Castillo de Anguix

Embalse de Bolarque, vista desde el castillo
Para quienes hemos podido visitarlo antaño siempre quedarán en nuestras retinas las imágenes sublimes de los meandros que el embalse hace entorno al mismo y del emplazamiento altivo donde éste se ubica. De esto último podrás hacerte una idea en la foto anterior y en la aérea publicada al inicio del artículo sobre el castillo de Anguix que encontrarás enlazado más abajo.

Por último comentar que al lado del embarcadero hay también unas instalaciones de recreo conocidas como "La playa" de gran aceptación popular, consistentes en una pequeña cala del embalse, con una pequeña playa de arena, aseos, praderas de cesped, merendero y alquiler de embarcaciones de recreo.

Instalaciones de recreo, conocidas como "la playa"


Manuel Andrés


Para saber más:
Presa y poblado de Bolarque
Museo histórico Unión Fenosa
Ayuntamiento de Zorita - rutas señalizadas
Ayuntamiento de Zorita - visitas de interés
Lugares de interés en Zorita en detalle
El Castillo de Anguix, por Herrera Casado

                                                        P.D: Disfruta, respeta, no perturbes el entorno y llévate tu basura.

miércoles, 6 de abril de 2016

Río Guadiela y Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

Esta ruta parte de la Presa del Pantano de Buendía y transcurre por el margen derecho del río Guadiela sin apenas desnivel, exceptuando el propio de la presa, termina en la  Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados, ya que a partir de ese punto no es posible seguir. Podemos optar por hacer todo el recorrido a pie/bici o realizar la mitad del mismo en vehículo hasta llegar a una barrera que limita el acceso de vehículos a motor. En total, el recorrido tiene una duración de unos 6 km. Creo que la opción mixta puede ser la más razonable.






Durante todo el recorrido viajamos encañonados entre dos sierras: la Sierra de Enmedio y la de Santa Cruz, con estribaciones por encima de los mil metros, con farallones y paisajes espectaculares. En todo momento el Guadiela nos acompaña a nuestra izquierda con sus aguas cristalinas, verde o azul esmeralda, según momento e incidencia del sol. En los primeros km., el río está más somero, pero luego en los km. finales se encaja entre los acantilados de piedra en un paisaje precioso.

Valle del rio Guadiela

Valle del rio Guadiela - panorámicas de la sierra

Valle del rio Guadiela

Valle del rio Guadiela



Valle del rio Guadiela



Cuando te topes con la segunda barrera, verás que se inicia un fuerte repecho. Al coronarlo, tendrás una vista espléndida de lugar mágico en el que se ubica la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados. Tras descender una pendiente más pronunciada todavía verás el cartel que te anuncia la Ermita  y empezarás a vislumbrar el excepcional paseo marítimo que te conducirá hasta la misma, repleto de mesas de merendero por todos lados.



Valle del rio Guadiela - cola del embalse de Bolarque



Tengo que decir que tuve la oportunidad de visitar este lugar por primera vez en soledad y me pareció uno de los lugares más mágicos que he podido visitar en España por su soledad, emplazamiento y paisaje. 

Casa del santero
Instalaciones de ocio




Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

Paisaje desde la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados

Paisaje desde la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados



En cuanto a la Ermita, se encuentra casi al final del paseo marítimo,  bajo una enorme pared inclinada de piedra caliza, excavada en la roca. Su emplazamiento me hizo recordar el monasterio de San Juan de la Peña en Huesca, salvando las distancias y la monumentalidad de ambos lugares, por su ubicación. Enfrente de la ermita se encuentra restaurada la casa del santero o cuidador del lugar y entre las dos, haciendo esquina, hay una pequeña fuente. Las dos edificaciones se encuentran parcialmente cobijadas por la pared de roca inclinada ya mencionada y un majestuoso platanero que les hace sombra, muy de agradecer en los meses estivales. 



Enfrente se extiende el brazo de agua de la cola del embalse de Bolarque, que remansa las aguas del Guadiela y el Tajo. El nivel del agua en este punto siempre se mantiene más o menos estable, por lo que tendrás la posibilidad de disfrutar de una excepcional panorámica. Además no me consta que haya restricciones al baño, para aquellos que deseen darse un chapuzón en verano. Sí las hay a la navegación con vehículos a motor, lo cual en un sitio tan paradisíaco creo que es de agradecer.



Por último, no olvides que es un lugar muy turístico y conocido, por lo que si tienes la oportunidad de visitarlo entre semana o en días de baja afluencia, lo disfrutarás mucho más.


Para saber más: 

Visita la Revista Solana

Manuel Andrés

                                                        P.D: Disfruta, respeta, no perturbes el entorno y llévate tu basura.