jueves, 12 de mayo de 2016

Torija, monasterio de Sopetrán, Hita y Jadraque

Comenzaremos nuestro recorrido accediendo a la localidad de Torija. Para llegar hasta ella y suponiendo que partamos de Madrid, tomaremos la A-2 y sobre el km. 73 tomaremos el desvío que accede directamente a la localidad.




Torija


En Torija hay un elemento esencial que destaca y preside la localidad, su castillo. Es uno de los más bonitos de la provincia. Construido con piedra caliza y planta cuadrada en el siglo XV por la familia Mendoza, estuvo habitado hasta el siglo XVI. Fue destruido por "el empecinado", durante la guerra de la independencia, para evitar ser ocupado por los franceses y lo que quedaba de él volvió a sufrir más daños durante la guerra civil. En 1960 se acometió su restauración principal confiriéndole la apariencia que presenta hoy día. Las actuaciones más recientes se han centrado en habilitar su espacio interior como elemento expositivo y centro de interpretación. 

 Castillo de Torija



 Castillo de Torija

 Castillo de Torija

 Castillo de Torija

También merece la pena visitar la Plaza de la Villa, típica plaza castellana con soportales, donde destaca, la configuración radial del pavimento empedrado con canto rodado, en torno a la fuente de piedra ubicada en el centro.

Torija - Plaza de la Villa
En la parte alta del pueblo se encuentra la picota, que restaurada luce explendorosamente. Este elemento es indicativo de la obtención del título de villa por parte de la localidad en el pasado, con su consiguiente independencia para entre otros menesteres impartir justicia. En ella se ajusticiaba a malhechores o se les producía humillación pública, según el delito conferido.

Torija - Picota
 
 En la parte más baja de la localidad, junto al aparcamiento principal, podrás encontrar una fuente de 6 caños, con abrevaderos para animales y al final de esta cadena, los lavaderos, completamente abandonados.

Torija - Fuente

En las afueras de la localidad, coronando el valle, se encuentra la ermita de la Virgen del Amparo, donde descansa la patrona de la localidad. Se trata de un edificio del siglo XVIII, de sencilla arquitectura y que alberga un retablo neoclásico de reciente construcción.


Ermita y monasterio de Sopetrán


Desde Torija tomaremos la GU-190 hasta la localidad de Torre del Burgo, un pueblo emprendedor, que ha sabido labrarse un futuro en los últimos años con el cultivo y la comercialización del esparrago verde. Cuando lleguemos al cruce con la carretera CM-1003 la atravesaremos, prosiguiendo unos 80 metros por la GU-183 hasta divisar, a nuestra derecha, la ermita de la Fuente Santa, dedicada a Nuestra Señora de Sopetrán. Cabe especial mención en la misma el ventanal norte, compuesto por arcos sostenidos por por bellas columnas rematas por capiteles toscanos, desde donde se podía rezar a la virgen. En los lados de levante y poniente también hay dos ventanas más, del mismo tipo de arquitectura, pero de dimensiones mucho más contenidas. Dentro de la ermita se conserva una fuente, que es la que da nombre a la ermita, considerada de aguas milagrosas para la cura de enfermedades. Yo tengo constancia de esto último, puesto que se de personas que fueron traídas hasta aquí, desde bastante lejos para intentar conseguir su sanación. No hay que confundir el manantial interior de la ermita, con la fuente que se encuentra en el exterior de la misma y que mana dos pequeños hilos de agua. Son innumerables las personas, entre las que me encuentro, que acuden a por agua a este pequeño manantial debido a la calidad de las mismas.


ermita de la Fuente Santa - ventanal norte


Ermita de la Fuente Santa - ventanal norte y ventana poniente
Ermita de la Fuente Santa - Fuente interior de la misma.


Fuente, junto a la ermita de la Fuente Santa


Desde aquí, prosiguiendo por la  GU-183 a pie unos 150 metros a la derecha sale un camino, cruzado por un arroyo, que se adentra dentro de la finca del monasterio y que nos permitirá contemplar la estructura exterior del mismo, su fachada y el claustro. Si el arroyo no nos permitiera el paso o lo dificultara, podemos buscar la entrada principal retrocediendo hasta la CM-1003 y girar a la izquierda a unos 50 metros, junto a la hospedería tenemos el acceso principal. El monasterio de Sopetrán que hoy conocemos fue erigido en el siglo XII, sobre las ruinas de antiguos cenobios y ermitas que se edificaron anteriormente en el lugar y que fueron destruidas en sucesivas invasiones árabes. Desde ese momento y hasta el siglo XVI el monasterio es reconstruido y ampliado varias veces. Entre sus principales benefactores se encuentran Alfonso VI, El arzobispo de Toledo (Gomez de Manrique) y el marqués de Santillana (D. Íñigo Lopez de Mendoza) entre otros. Su declive se inicia con la desamortización de Mendizabal, en el año 1836. En la actualidad sólo se conserva la estructura exterior del monasterio y el claustro apuntalado. Se le ha intentado convertir en residencia de ancianos, sede de Proyecto Hombre y lo último crear en él, el campus "Arciprestre de Hita", un centro de formación internacional en el ámbito de la formación empresarial.



Monasterio de Sopetrán



Monasterio de Sopetrán - torre
Monasterio de Sopetrán - fuente junto a la fachada


Monasterio de Sopetrán - claustro


Monasterio de Sopetrán - escudo Cardenal Mendoza

Monasterio de Sopetrán


Monasterio de Sopetrán - molino


Hita


Retomaremos ahora nuestra ruta tomando la CM-1003 que cruzamos anteriormente. Al llegar al cruce desde la GU-183 giraremos a la izquierda y a unos 5 km. llegaremos hasta Hita, que prácticamente en todo momento se habrá mantenido en nuestro espectro visual, a lo lejos.


Hita


Hita

Hita es una localidad con mucha historia, pero con muy pocos restos históricos originales de su esplendoroso pasado. La villa ya aparece citada en el cantar del mio Cid como "Fita" y seguro que casi todo el mundo conoce conoce al que fue el vecino más ilustre de la villa, Juan Ruiz, Arciprestre de Hita, autor del "libro del buen amor". La población se emplaza a media ladera de un cerro cónico, coronado por un castillo, del cual, solo quedan los cimientos. El paseo por la localidad puede resultar dificultoso para personas de movilidad reducida, debido a lo empinado de sus calles. De las murallas de la localidad, se conservan varios tramos, casi todos rehabilitados o reconstruidos. Originalmente, el recinto amurallado se fundía con el del castillo y su impulsor fue el marques de Santillana en el siglo XV. El recinto amurallado tuvo tres puertas, de las cuales solo se conserva la de Santa María, tras cruzarla, se accede a la plaza del Arcipreste, en la que podrás encontrar todas las características de una plaza mayor castellana con soportales.



Hita - puerta de Santa María

Hita tuvo hasta la guerra civil dos parroquias, la de San Pedro y la de San Juan Bautista. La primera fue destruida en la contienda y sus ruinas sirven hoy en día para actividades culturales, mientras que la segunda, cerrada al culto desde hacía 150 años, hubo de reactivarse  como parroquia principal. 



Hita - ruinas de la iglesia de San Pedro


Hita - iglesia de San Juan Bautista

A los pies de la muralla podrás encontrar "el palenque", lugar donde se celebraban los torneos medievales y que hoy en día se utiliza también para rememorar aquellos festejos el primer fin de semana de julio, en la denominada "fiesta medieval de hita", declarada de interés Turístico Nacional. 


Hita - Graderio del palenque

Hita - Fiesta medieval nocturna en el  palenque


El impulsor de esta fiesta fue D. Manuel Criado del Val, natural de un pueblo cercano a Hita (Rebollosa de Hita), en 1961 y que contó con su presencia, año tras año, hasta prácticamente su fallecimiento en el año 2015. Sirva este reportaje en mi blog, como un pequeño homenaje hacia su memoria.


D. Manuel Criado del Val - impulsor de la fiesta medieval

Te recomiendo encarecidamente que no te pierdas esta fiesta por su preparación minuciosa, su colorido y su vistosidad, como podrás atestiguar en las siguientes imágenes. 


Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval
Hita - Fiesta medieval



Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval



Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval

Hita - Fiesta medieval (lucha de D. Carnal y Dª Cuaresma)

Hita - Fiesta medieval (justas en el palenque)

Hita - Fiesta medieval (botarga)

Hita - Fiesta medieval (botarga)

En Hita podrás encontrar también numerosas bodegas excavadas en su cerro, muchas de las cuales se pueden visitar durante la fiesta medieval de la localidad. También en la parte más alta podrás encontrar casas cueva, ya en desuso. En verano existe la posibilidad de visitarlas también por un precio simbólico.

Esta zona fue en su momento frontera entre el mundo cristiano y el islámico, por ello el castillo fue en un primer momento un alcázar árabe. Hacia el año 1085 es reconquistado, pasando a manos cristianas. Los testimonios de los siglos posteriores, lo identifican como un castillo muy fuerte, por lo que es utilizado para guardar elementos de tesorería o como refugio por parte de nobles del momento. En este último sentido está constatada, la utilización del mismo por parte de D. Iñigo López de Mendoza, primer marqués de Santillana en el siglo XV. Según testimonios de la época, la fortaleza ocupaba todo el contorno del cerro, con murallas exteriores almenadas y torres en las esquinas. En el centro se encontraba la torre del homenaje, que se cree construida por el marqués de Santillana y que éste y otros nobles posteriores utilizaron como residencia. El alejamiento de las fronteras musulmanas le hicieron perder relevancia estratégica y militar. Por otro lado la llegada de los reyes Católicos provocó la expulsión de los judíos de la península, los cuales en Hita dejaron de rendir tributos a la villa por sus arrendamientos y alcabalas. Estos hechos provocaron la decadencia de Hita y su castillo sufriendo un progresivo abandono. 
Recomiendo subir hasta las ruinas del castillo, sólo si se dispone de calzado adecuado, por las vistas excepcionales que desde el mismo podrás disfrutar.


Por último comentar, que en la página web de hita, puedes encontrar visitas guiadas por un precio simbólico para visitar la localidad.


Jadraque


Ahora volveremos a tomar la CM-1003 en dirección a Jadraque. Tras pasar el pueblo de Miralrio, cuando la carretera empieza a descender y a revirarse aparece ante nosotros el castillo de Jadraque en su imagen más clásica y conocida. 


Castillo de Jadraque
Un poco más abajo, en una curva empieza el camino que asciende hasta el mismo, cuyo primer tramo resulta dificultoso, tanto para personas, como vehículos. Pasado este primer tramo, donde se puede aparcar, empieza un segundo tramo más suave, ya empedrado que nos conduce hasta el castillo. Las vistas desde aquí de la vega, Jadraque y la Sierra Norte, son soberbias, lo que nos hace comprender la elección de su emplazamiento. De su pasado citar que fue una posesión más de la familia Mendoza en la provincia de Guadalajara y que tuvo un uso fundamentalmente residencial. El castillo sólo conserva su estructura externa. El interior está prácticamente diáfano, sólo encontraremos un foso cubierto y un aljibe, que ha sido rehabilitado recientemente. Nada queda de la estructura residencial palaciega que éste albergó dentro de sus muros en el pasado, al fondo de la entrada. En este último sentido está constatado el paso por el mismo de distintos nobles y reyes de la época. En 1889 el pueblo de Jadraque compra el castillo y en la segunda mitad del siglo XX se realizan diversas actuaciones de recuperación de su estructura, muy dañada. El último impulso en su rehabilitación se produjo al calor del presupuesto proporcionado por la partida "1% cultural" que ha permitido una rehabilitación integral del mismo, confiriéndole su aspecto actual.


Castillo de Jadraque


Castillo de Jadraque intramuros

Jadraque - Pico de las águilas

Ahora descenderemos y nos aproximaremos hasta el núcleo urbano. Tengo que decir que Jadraque es un lugar donde sus habitantes se sienten orgullosos de su condición y tienen un gran apego a sus tradiciones. Sus fiestas y ferias siempre han dado muestra de esto último. Se mantienen vivas también algunas cofradías como las de San Antón (la más tradicional) y San Sebastián que celebran su día grande el 17 y 20 de enero respectivamente con estruendosos alardes. La fiesta de las migas que se celebra el segundo Domingo de Diciembre, declarada de interés turístico provincial es otra actividad original que conviene visitar. Más recientemente también se han organizado cofradías nazarenas para las procesiones de la Semana Santa. En la actualidad pervive todavía la gran tradición taurina de su población, con diversos festejos organizados a lo largo del año.

Jadraque - corrida en la plaza de toros de la localidad

Jadraque - Procesión Semana Santa

Jadraque - Procesión Semana Santa

Jadraque - Procesión Semana Santa


En un primer paseo por la calle mayor, podemos apreciar el edificio de la fundación Perlado-Verdugo, donde se encuentra la saleta de Jovellanos decorada en 1808, atribuible a Jovellanos durante su estancia en Jadraque y a su secretario Martines Marina, buen pintor. La decoración de la sala es una síntesis de la situación socio política de su época. Algunos de los dibujos de la sala, se le atribuyen a Goya, amigo de Jovellanos y que se presupone coincidió con él, en su estancia en la localidad, si bien no hay constancia documental que certifique este hecho. 


Jadraque - edificio Fundación Perlado-Verdugo

Jadraque - escudo edificio fundación Perlado-Verdugo 

Más adelante está la plaza mayor, con su fuente de 4 caños del siglo XVIII, en el centro de la plaza y un poco más arriba, junto a un pequeño jardín se encuentra la iglesia. Se trata de un edificio de 3 naves, sin crucero y coro alto frente al altar mayor. Los elementos más destacados de la misma son la rejería de forja que separa el Altar Mayor, la fuente de la sacristía, la cúpula semiesférica sobre el presbiterio, la pila bautismal, algunas sepulturas de alabastro, una talla atribuida a Pedro de Mena y un lienzo de Zurbarán. La iglesia contó en el pasado con un gran órgano del siglo XVI y un retablo barroco, que fueron destruidos durante la guerra civil. El retablo actual conserva en su parte más alta elementos originales del retablo original, mientras que el cuerpo central se trajo  desde la localidad de Frómista (Palencia). De todo ello te podrás hacer una mejor idea en el siguiente enlace que te permitirá realizar una visita virtual a la misma.


Jadraque - plaza mayor (jornadas Cidianas)
Lo que más te llamará la atención al pasear por Jadraque son algunas casonas hidalgas blasonadas. Para acceder a la primera, desde la plaza mayor, pegada al ayuntamiento asciende una calle, que debes tomar hasta el final para luego girar a la izquierda y acceder a la calle San Juan, un buen ejemplo de la arquitectura de la alcarria. A unos 70 metros a la derecha tenemos una gran casona, con fachada de piedra y adobe. Esta casa fue utilizada como parada y fonda por Juana La Loca en sus viajes entre Castilla y Aragón. La casona tiene un gran alero, en el que se encuentra grabada la estrella de David. Este símbolo suele indicar la ascendencia judía de sus moradores en el pasado. 


Jadraque - casona hidalga en la calle San Juan

Jadraque - casona hidalga en la calle San Juan (detalle del alero con la estrella de David)


Jadraque - escudo casona hidalga de la calle San Juan
Jadraque - escudo casa de las cadenas


Frente al ayuntamiento, a la derecha se encuentra la "casa de las Cadenas". Es un palacete, de estilo castellano, con múltiples usos a lo largo de su historia, en cuya fachada podrás ver el escudo de uno de sus antiguos propietarios y inquisidor. El escudo muy deteriorado en sus emblemas centrales tiene todos los símbolos que pertenecieron al escudo inquisitorial. Podrás distinguir en él, la cruz en el centro, a la izquierda la silueta de un olivo o rama del mismo, que simboliza la reconciliación con los arrepentidos y a su derecha tendrás que imaginarte una espada invertida, que simboliza el trato a los herejes. Antigua casa de postas, en ella se hospedó la reina Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V y se fraguó el destierro de la Princesa de los Ursinos a Francia y la famosa "bofetada", en 1714.



También encontrarás casas blasonadas en las calle Villaseñor, cerca de la calle Mayor Baja y en la esquina de la calle Peaje, con Bibiano Contreras.



Jadraque - escudo calle Villaseñor
Jadraque - escudo inicio calle Peaje






















Otra de las celebraciones que se están asentando en Jadraque, es la celebración de jornadas cidianas, que de forma modesta introducen un aire medieval en la localidad. Por la noche tiene lugar la celebración de la noche de San Juan que tradicionalmente se celebraba el 24 de Junio y que ahora se celebra conjuntamente con las jornadas. La celebración de San Juan consiste en una cena medieval en el castillo, seguida de la consiguiente hoguera, que algunos, entre los que me encuentro, acostumbramos a saltar en tan señalada fecha. Esta última sería otra actividad que yo recomendaría, por su lugar de celebración y fecha tan señalada.



Jadraque - Hoguera de San Juan en el castillo

Jadraque - Celebración medieval de la noche de San Juan en el castillo
Por último no olvides que en Jadraque podrás degustar uno de los mejores cabritos asados de toda la provincia o raciones de todo tipo muy consagradas, en cualquiera de sus restaurantes: Hostal el Castillo, La Palma, Cuatro Caminos, Justi o Alto Rey. Casi todos ellos tienen terrazas de verano, alguna muy sugerente y atractiva como podrás comprobar por ti mismo, a las que puedes sumar la terraza del Casino. También puedes descansar en alguna de las casas rurales con encanto que encontrarás en la localidad como: La Gesta, Casadeyolanda, etc.


Manuel Andrés

Para saber más:


Ayuntamiento de Torija

1 comentario:

  1. Muy bonito Manuel,espero poder comprobarlo en persona.
    Pd: Soy Mari Carmen ,ya te dije que le echaría un vistazo.

    ResponderEliminar